Tecnología y competencia

MAN AttentionGuard en autobuses

El doble de seguridad en los trayectos largos: Asistente de atención al tráfico y sistema de control de carril

Un autocar circula por la autopista. Las marcas señalan cómo la videocámara graba desde detrás del parabrisas la distancia del autobús hasta la delimitación del carril.

En el transporte de viajeros se deben realizar largos y monótonos trayectos por autopista o carretera que fatigan al conductor y hacen disminuir su concentración. Esto ocasiona un riesgo mucho mayor de accidente. Los tiempos de conducción y de parada que establece la legislación solo protegen de forma limitada. MAN AttentionGuard minimiza el riesgo de accidentes en los trayectos largos, identificando los primeros síntomas de falta de concentración y fatiga excesiva antes de que se produzcan situaciones críticas. MAN AttentionGuard se basa en el sistema MAN LaneGuard System (LGS), que supervisa el mantenimiento en el carril correcto por medio de una cámara.

Funcionamiento y manejo

MAN AttentionGuard utiliza los datos de la cámara del LGS y otros datos relevantes del vehículo. A partir de un modelo matemático, se interpreta el número de violaciones de carril en un período determinado y se derivan conclusiones sobre una posible falta de concentración o fatiga excesiva del conductor. En la pantalla se muestra durante 10 segundos el mensaje “Pausa recomendada”, además de escucharse una señal acústica y, opcionalmente, una señal háptica. El sistema se activa automáticamente a más de 60 km/h y puede activarse o desactivarse mediante el interruptor del LGS.

Mientras que el LGS avisa ya la primera vez que se sale del carril, el AttentionGuard reacciona solo cuando se producen múltiples violaciones, cuando el comportamiento del conductor varía perceptiblemente en comparación con el inicio del viaje. Los dos sistemas contribuyen de forma decisiva en incrementar la seguridad del conductor y los pasajeros en los viajes de larga distancia –también los nocturnos, evidentemente. Al evitar activamente los accidentes, reduce también los costes de reparación y los períodos de inactividad. AttentionGuard y LGS: seguridad inteligente por partida doble.