Camiones  |  Autobuses 

¿E-mobility? ¡Está claro! Quehenberger Logistics apuesta por vehículos MAN eTGE totalmente eléctricos

El objetivo principal de Quehenberger Logistics es conseguir que la logística urbana del futuro sea lo más respetuosa posible con el medio ambiente. La empresa austríaca de transporte y logística ha comenzado recientemente a utilizar tres MAN eTGE para lograr este fin.

MAN eTGE entrega paquetes, cajas en pequeños palets y mercancías colgadas por Salzburgo y alrededores.

  • La furgoneta eléctrica proporciona un medio silencioso y libre de emisiones para realizar entregas en el centro de la ciudad, incluso de noche
  • La furgoneta eléctrica de 3,5 toneladas transporta palets pequeños, paquetes pequeños y medianos, así como mercancías colgadas
  • MAN eTGE ofrece la máxima funcionalidad, confort y seguridad

Los vehículos MAN eTGE de Quehenberger, con su estética “e-mobility" en color verde brillante, llaman de inmediato la atención cuando circulan por Salzburgo y alrededores. Desde abril de 2019, el grupo austríaco de transporte y logística cuenta en su flota con tres furgonetas eléctricas. Estas furgonetas son el complemento perfecto para el camión de reparto MAN eTGM totalmente eléctrico que Quehenberger opera desde el otoño de 2018. Los vehículos de 3,5 toneladas son compactos, pero tienen una elevada carga útil. Se utilizan allí donde se requiere una logística silenciosa y libre de emisiones, así como en aquellas situaciones en las que el MAN eTruck de tres ejes y 26 toneladas resulta demasiado grande o pesado.

Christian Fürstaller, CEO y Managing Partner de Quehenberger Logistics GmbH, está convencido de que «las labores de reparto sin CO2 en los centros urbanos serán indispensables en el futuro. Con MAN eTGE, estamos en condiciones de ampliar aún más la logística urbana libre de ruidos y emisiones para nuestros clientes dedicados a la moda y el comercio minorista». Según Fürstaller, las furgonetas propulsadas por baterías eléctricas también ofrecen otra ventaja muy convincente: «La movilidad eléctrica nos brinda la posibilidad de reducir el tráfico en hora punta, puesto que nos permite cambiar las horas de entrega a la noche y a las primeras horas de la mañana».

A excepción del sonido de la rodadura de los neumáticos, las furgonetas eléctricas son prácticamente silenciosas cuando están funcionando, lo que significa que es posible iniciar las entregas temprano por la mañana. Quehenberger comienza el reparto a los clientes del centro de Salzburgo a las 4:30 de la madrugada, por lo tanto, mucho antes que otros vehículos de entrega o incluso antes de que comience el tráfico de la hora punta; y todo ello sin despertar a los residentes.

Con una capacidad de carga de 10,7 m³ y una masa máxima admisible de 3,5 toneladas, MAN eTGE es ideal para la logística urbana.

MAN eTGE no solo tiene en cuenta las necesidades de la población urbana, también se ha diseñado para que los conductores la puedan utilizar en sus actividades diarias. Si pensaba que las baterías ocupan espacio de carga, se puede quitar esa idea de la cabeza, ya que la espaciosa eTGE dispone de un habitáculo de carga de 10,7 m3. Y si se cuestionaba la posibilidad de personalizar los vehículos electrónicos, por supuesto se puede: el interior revestido de madera de las tres eTGE se ha diseñado especialmente para satisfacer las necesidades de Quehenberger. Los vehículos de 3,5 toneladas se utilizan para el transporte de palets pequeños o paquetes de tamaño pequeño y mediano, pero también para el transporte de mercancías colgadas; para esta última opción existen barras de seguridad que se pueden mover fácilmente.
Además, el habitáculo de carga dispone de suficiente altura libre para permanecer de pie, otro de los requisitos clave de Quehenberger.

La furgoneta eléctrica de MAN también destaca por su amplia gama de equipamiento de serie, entre otros, el asiento del conductor Comfort Plus, el parabrisas calefactable, el sistema de información y entretenimiento MAN Media Van Navigation, el sistema de asistencia de frenada de emergencia EBA, el control de velocidad crucero, el sistema de aviso de abandono involuntario del carril LGS, el asistente de protección lateral, la cámara de marcha atrás y los faros LED. Esto hace de la MAN eTGE un lugar de trabajo funcional, cómodo y seguro para el día a día.

La infraestructura de carga para todos los vehículos industriales eléctricos de Quehenberger se encuentra en Bergheim, a unos diez minutos de Salzburgo, desde donde las furgonetas y los camiones inician sus recorridos diarios. Aquí, la estación de carga de 22 kW combina tomas de alto voltaje AMMAX de Mennekes para eTGE y un wallbox AMTRON de Mennekes para eTGM.

La región montañosa alrededor de Salzburgo también se encuentra dentro del área de entrega de Quehenberger, pero eso no supone ningún problema para MAN eTGE.
Con 100 kW (136 CV) y un par de arranque de 290 NM, MAN eTGE muestra toda su fuerza. Sin embargo, su velocidad máxima se ha fijado en 90 km/h con el fin de maximizar la autonomía.
Al final de su turno, MAN eTGE se carga en una unidad de carga Mennekes.
Con el MAN TGM 26.360 E y nada menos que tres furgonetas MAN eTGE en su flota, Quehenberger ya ha optado por alternativas silenciosas y libres de emisiones para su logística urbana local.