Autobuses 

MAN mantiene su apuesta por el gas natural para el transporte urbano

Un total de 32 nuevos autobuses articulados de GNC circulan por las calles de Madrid

El futuro del transporte urbano se decidirá en términos de eficiencia y medio ambiente. Todas las ciudades del mundo mantienen un elevado índice de atención sobre la calidad de su aire y el bienestar de sus ciudadanos. El transporte público es uno de los mejores socios de las administraciones locales para mejorar dichos parámetros.

El gas natural comprimido (GNC) es la mejor alternativa, a gran escala, dis-ponible en la actualidad. Para MAN no es una solución novedosa, porque lleva trabajando con este tipo de combustible desde las Olimpiadas de Munich, en 1972. En 1992, presentó el MAN SL 202, propulsado por gas, y en 2003 puso en el mercado sus primeros urbanos de GNC con nivel de emi-siones EEV.

Desde entonces, la cuota de mercado de MAN en el segmento del GNC ha ido en aumento, hasta superar el 50% en toda Europa entre los años 2007 y 2009. Desde 2002 y hasta mediados de 2013, cerca de 4.000 unidades con esta propulsión han sido comercializadas por el fabricante, de las que más del 10% circulan por España.

Las grandes urbes del Continente apoyan este desarrollo. La EMT de Madrid, por ejemplo, ha recibido en lo que va de año 32 unidades del autobús articulado de MAN con motor GNC. Son chasis con motor E2876 de 310 CV, 12,8 litros, seis cilindros y un par motor de 1.250 Nm entre las 1.000 y 1.600 rpm, carrozados por Castrosua.

Además, como parte del mismo concurso, previamente se entregaron 21 unidades NL 313 F GNC carrozados por Burillo. Estos buses urbanos de 2 ejes están dotados de motor de 310 CV con nivel de emisiones EEV.

Miguel Ángel Alonso, director comercial de Buses de MAN Truck & Bus Ibe-ria, afirma que “las principales ventajas que tienen estas unidades son su fácil manejo, su eficiencia y su nivel de ruidos, mucho menor que en un diesel convencional. Tienen un nivel de emisiones por debajo de lo que marca EEV y una autonomía más que suficiente para cumplir sin problemas con la explotación a la que van destinadas. MAN apuesta por un transporte urbano ágil y respetuoso con el medio ambiente”.

Algo más sobre el gas natural

El gas natural es un combustible cuyas reservas, al ritmo actual de extracción, se cifran en 60 años, aunque con posibles yacimientos por descubrir se estima que podría satisfacer la demanda mundial durante 130 años.

Las emisiones específicas de gases con efecto invernadero del gas natural, considerando toda la cadena de provisión (del origen al depósito), son casi una cuarta parte más bajas que el diesel. En comparación con el diesel, las emisiones de combustión del gas natural se reducen en un 50% en cuanto al monóxido de carbono; un 70% en óxidos de nitrógeno; un 80% en hidrocarburos y hasta un 99% en las partículas (sobre un motor diesel sin filtro de partículas).

Miguel Ángel Alonso, director comercial buses de MAN Truck & Bus Iberia.