Autobuses 

El NEOPLAN Skyliner celebra un aniversario: el medio siglo de existencia del autocar de dos pisos

El 26 de abril de 1967 salía de la línea de montaje el primer NEOPLAN Skyliner. Desde entonces, el primer autocar de dos pisos del mundo ha vivido una historia llena de acontecimientos.

En 1967 Auwärter hizo un recorrido de Stuttgart a Bruselas con el primer autocar de dos pisos para demostrar que era adecuado para su uso diario.

  • Hace 50 años Konrad Auwärter desarrolló el primer autocar de dos pisos del mundo
  • Desde entonces se han vendido casi 5.000 NEOPLAN Skyliner
  • Desde 2012 la quinta generación continúa esta historia de éxito

El visionario y su autobús: como parte de su tesis, Konrad Auwärter desarrolló en 1967 el primer autocar de dos pisos del mundo: el NEOPLAN Skyliner.

En la primavera de 1967, el joven Konrad Auwärter sorprendía al mundo de los autobuses con su tesis. ¿Un autobús de dos pisos para viajar? Nadie podía imaginarse algo así. Sin embargo, el hijo pequeño de Gottlob Auwärter realmente confiaba en su idea e hizo realidad el primer NEOPLAN Skyliner. Al objeto de demostrar que un vehículo así era adecuado para su uso diario, hizo el recorrido de Stuttgart a Bruselas con un autocar de 12 metros de largo. «En aquella época nadie podía creer que un autocar de dos pisos pudiera viajar por la autopista sin volcar. Pero pronto convencimos a los escépticos de lo contrario», recordaba Konrad Auwärter mientras inauguraba una nueva vitrina en el MAN Bus Forum durante la celebración del aniversario. «A partir de 1969, las empresas de transporte de renombre comenzaron a utilizar los NEOPLAN Skyliner, por ejemplo la firma Götten de Saarbrücken o TRD-Reisen en Dortmund».

El NEOPLAN Skyliner sabía cómo impresionar. El creador de los autocares de dos pisos no solo goza de una larga tradición, sino también de gran popularidad entre sus clientes. Hasta la fecha, han circulado casi 5.000 NEOPLAN Skyliner por las carreteras de todo el mundo, ofreciendo a los pasajeros una dimensión única de los viajes de lujo en autocar. Entre ellos, hay algunos ejemplos especialmente llamativos como el Megaliner de cuatro ejes o el Jumbocruiser articulado de dos pisos. Muchos clientes tenían planes concretos para el NEOPLAN Skyliner. Por ejemplo, el autocar de dos pisos de Alemania se utilizó en Cabo Cañaveral como autocar de cuatro ejes y 15 metros de largo y también en Filadelfia como autobús lanzadera para un casino. Además, sirvió de autocaravana para un viaje de peregrinación de una familia real árabe.

«El autobús que construimos en 1995 para el equipo del campeón del mundo de Fórmula 1 Keke Rosberg fue algo que realmente emocionó a todos los compañeros de la planta. El propio Rosberg visitó la planta en varias ocasiones para perfilar algunos detalles de su vehículo. Lo más destacado era una terraza de acero inoxidable en el techo con barandilla abatible. Fue todo una obra maestra en el mundo de los autobuses. Nuestros empleados se sintieron muy orgullosos de este autobús», explica Auwärter.

El NEOPLAN Skyliner está ya en su séptima generación y, tal y como han dejado patentes sus numerosos galardones, no ha perdido un ápice de su atractivo. Por ejemplo, el año pasado recibió el IBC Award (International Bus Competition) y el premio a la sostenibilidad otorgado por la revista especializada busplaner. El diseño de NEOPLAN también es legendario y en el pasado ha cosechado innumerables premios de renombre internacional.

Igualmente exigentes fueron los requisitos de Stephan Schönherr, jefe de diseño de autobuses en MAN y su experimentado equipo de diseño, a la hora de diseñar la séptima generación del Skyliner.

El 26 de abril de 1967 salía de la línea de montaje el primer NEOPLAN Skyliner. Desde entonces está disponible en el mercado la quinta generación.

Las líneas claras y los afilados bordes en vidrio y chapa se combinan con una aerodinámica perfecta que marca nuevas pautas en la clase reina de autocares. Las líneas coherentes del galardonado diseño “Sharp Cut” de NEOPLAN son la base del diseño del Skyliner y permiten identificar al autocar de dos pisos como un miembro inconfundible de la actual familia NEOPLAN. Esta reinterpretación combina de forma armoniosa las características del diseño tradicional, como los largueros de las ventanas tendidos hacia delante, con nuevos elementos de estilo tales como el corte diamante en los bordes superiores de las ventanas, las molduras hacia la parte trasera en ambos laterales, así como una impresionante parte frontal.

Y la historia de éxito continúa. Además de utilizarse como autocar de lujo, el NEOPLAN Skyliner convence cada vez más a las empresas de transporte y a las empresas municipales por ser un vehículo adecuado para su uso interurbano. Con una acreditación de clase II, este autocar ofrece una gran capacidad de transporte de pasajeros con un elevado nivel de confort, por ejemplo, en las conexiones exprés de autobús entre zonas rurales y centros regionales o como transporte escolar. Los diferentes sistemas de asistencia aportan la máxima seguridad y rentabilidad. Un buen ejemplo es el asistente de frenada de emergencia (EBA), el sistema de control de vía (LGS), el detector de fatiga MAN AttentionGuard, el control de crucero con regulación de distancia (ACC), el control de la velocidad de conducción guiado por GPS EfficientCruise con EfficientRoll y el control electrónico de suspensión Comfort Drive Suspension.

Lo que está claro es que el NEOPLAN Skyliner es un vehículo que está muy lejos de estar desfasado.