Tecnología y competencia

TyreManagement

Aumento de la seguridad de marcha: TyreManagement (gestión de neumáticos) para autobuses de MAN incluye el sistema de control de la presión de los neumáticos TPM y el kit de reparación de neumáticos RRK, al mismo tiempo que se suprime la rueda de repuesto.

Sistema de control de la presión de los neumáticos (TPM)

Con el sistema de control de la presión de los neumáticos, el conductor tiene a su disposición un sistema que supervisa permanentemente (incluso durante la marcha) la presión de los neumáticos del vehículo y emite un aviso si esta se encuentra por debajo de un valor mínimo:

  • TPM (Tyre Pressure Monitoring)
  • Sensor de presión en cada llanta
  • Las señales de presión se transmiten por radio a la unidad de control fijada en el bastidor y se muestran en la pantalla a través del bus CAN del vehículo.
  • Indicadores de aviso automáticos cuando la presión se encuentra un 20 % por debajo o un 40 % por encima de la presión teórica
  • Posibilidad de consultar la presión manualmente en cualquier momento

Kit de reparación de neumáticos (RRK)

  • El kit de reparación de neumáticos permite sellar pinchazos en la superficie de rodadura sin necesidad de cambiar el neumático:
  • El agente de sellado de neumáticos PREMIUM-SEAL se introduce en el neumático a través de la abertura de la válvula y hermetiza de manera permanente orificios de hasta cinco milímetros en la superficie de rodadura, incluso en caso de pérdida progresiva de aire.
  • Tras el sellado, el neumático puede volver a hincharse con el equipo neumático mediante el sistema de aire comprimido del vehículo.
  • Es posible recorrer hasta 1.000 km con el neumático sellado.

Ventajas

Sistema de control de la presión de los neumáticos (TPM)

  • Confort mejorado y menos inversión de tiempo para el conductor, puesto que ya no es necesario realizar costosas comprobaciones
  • Seguridad aumentada: prevención del 99 % de las averías en los neumáticos debido a la pérdida progresiva de presión
  • La prevención de accidentes supone necesariamente reducir también los periodos de inactividad, transportar a los pasajeros con seguridad al lugar de destino y no poner en peligro la salud del conductor.
  • Reducción del consumo de combustible gracias a la prevención de una presión de los neumáticos demasiado baja
  • Mayor vida útil de los neumáticos

Kit de reparación de neumáticos (RRK)

  • Mayor carga útil, puesto que se prescinde de la rueda de repuesto (reducción de peso en torno a 100 kg)
  • Seguridad aumentada, porque en caso de avería no es necesario cambiar el neumático, con el consiguiente riesgo que esto supone, especialmente en autopistas
  • Agente hermetizante con base acuosa lavable para la posterior reparación del neumático